Bruselas sopesa limitar las compensaciones al viajero por cancelaciones extraordinarias PDF Imprimir E-mail

vuelocancelado12abEl Ejecutivo comunitario atiende así a las reclamaciones de Ryanair

La Comisión Europea ha confirmado ayer que sopesa limitar las compensaciones a los pasajeros aéreos por retrasos y cancelaciones debidos a “circunstancias extraordinarias” como la nube de ceniza volcánica que afectó a la UE el año pasado.

En estos casos, las aerolíneas están obligadas, según la norma de la UE sobre derechos de los pasajeros, a pagar el hotel y la manutención de los viajeros hasta llevarlos a su destino y Bruselas podría imponer topes a estas indemnizaciones, tal y como han reclamado compañías como Ryanair.

Además, para acontecimientos como el cierre de aeropuertos por la nieve el pasado invierno, el Ejecutivo comunitario se plantea que no sean sólo las aerolíneas las que asuman las compensaciones sino que compartan la carga con los propios gestores de los aeropuertos.

“No podemos permitirnos el lujo de cerrar los ojos ante las lecciones aprendidas de los padecimientos de los pasajeros y del sector en 2010 durante las crisis de las cenizas del volcán islandés y de las grandes nevadas”, ha dicho el comisario de Transportes, Siim Kallas.

Estos cambios se introducirán en la revisión de la norma que Bruselas tiene intención de proponer en 2012. La reforma incluirá también compensaciones por la pérdida de equipajes, cambio de horario del vuelo o pérdida de una conexión.

A la espera de esta reforma, la Comisión adoptará una serie de medidas para mejorar a nivel europeo la aplicación de los derechos de los pasajeros y lograr que se haga de forma uniforme, sin diferencias entre los Estados miembros.